fbpx

El decreto de Portugal de 1496 obligó a los judíos del país a convertirse al cristianismo o ser condenados a la horca. Con la medida, muchos judíos llegaron al noreste brasileño. Y dejaron descendientes.