fbpx

La ciudadanía portuguesa a través de la vía sefardí es uno de esos temas que despiertan curiosidad, pero también mucha desconfianza y desinformación. Después de todo, se trata de un logro reciente(Decreto-Ley 30-A es 2015)y, procesos de doble nacionalidad generan dudas y, en consecuencia, crean algunos mitos. Aquí enumeramos los principales mitos:

1. «Esta historia de la ciudadanía sefardí es un golpe».

Todos los días hablamos con personas de todo el mundo que creen que la ciudadanía portuguesa a través de judíos sefardíes es una trampa de especuladores, un golpe de Estado. Pero no lo es. Existe una ley portuguesa que concede este derecho: Arte. 6o, No. 7 de la Ley de Nacionalidad (Ley No 37/81). Es decir, se puede, sin miedo, responder a la forma de preanálisis genealógico.

2. «No es posible probar la conexión con el ancestro sefardí.»

En algunos casos, el estudio genealógico necesita retroceder 17 generaciones para encontrar al ancestro sefardí. Pero por complicado que parezca, es perfectamente posible. Para hacerse una idea hoy, hay más de 40 judíos sefardíes catalogados y debidamente documentados. Además, cientos de personas en el mundo ya hacen este proceso.

Mitos sobre la ciudadanía portuguesa por ruta sefardí 1

3. «Los cónyuges y los niños tienen derecho automáticamente a la ciudadanía por vía sefardí.»

No es así. Los hijos de los portugueses (padre o madre) nacidos fuera del territorio nacional derecho a solicitar la asignación dela nacionalidad portuguesa, siempre que lleven a cabo una manifestación de voluntad a este respecto. Los cónyuges casados con un ciudadano portugués también pueden solicitar la adquisición de la nacionalidad portuguesa, por declaración, todavía en la constancia del matrimonio, siempre que haya estado casado durante más de tres años y pueda demostrar una conexión efectiva con la comunidad portuguesa.

4. «Sólo tiene un apellido portugués para obtener la ciudadanía sefardí.»

Los apellidos son pistas, pero no determinan si eres descendiente o no de judíos sefardíes. Para probar este vínculo, un estudio genealógico es realmente necesario. El primer paso en esto es obtener certificados de nacimiento, matrimonio o defunción de sus antepasados. Puede consultar una lista de 5 tipos de documentos importantes para obtener una prueba del vínculo sefardí.

La información siempre será la mejor alternativa frente a la incertidumbre (y a menudo frente a las certezas). Saber dónde buscar esta información es igualmente importante. Es por eso que estamos disponibles para guiar y ayudar a las personas a ganar sus sueños de forma segura y responsable.