fbpx

El equipo de abogados de Martins Castro estuvo hoy (21) en la Comunidad Israelí de Lisboa (CIL) para entrar en nuevos procesos para la solicitud de certificación de ascendencia de judíos sefardíes. Siendo una de las especialidades de la oficina, estas visitas son periódicas para poder monitorear el análisis de los clientes y también mantenerse informados con las noticias de la institución.

Según el abogado y socio de Martins Castro, Renato Martins, estas visitas son importantes para mantener una buena relación con CIL. «Además, es nuestro deber guiar bien a todos los clientes para que no se requieran documentos por parte de la entidad y, de esta manera, el tiempo de espera para el análisis documental sea más corto», explica.

Desde el Decreto Ley No 30-A/2015, que concede la nacionalidad portuguesa a quienes prueban la descendencia de los judíos sefardíes, CIL ha presentado casi 6.000 solicitudes, de las cuales unas 1.000 todavía están en análisis y 5.000 ya cuentan con los certificados. En el ranking de estas solicitudes, Brasil está en segundo lugar, rezagado sólo por detrás de Israel.

Debido al tiempo de espera de estos análisis, se observa que el volumen de órdenes ha crecido en los últimos tiempos. La buena noticia es que la entidad está fortaleciendo su equipo y hoy se presentaron dos nuevos colaboradores al equipo de Martins Castro: un portugués y un israelí. «Creemos que, con estos refuerzos, el tiempo de espera para la emisión de certificados reducirá así el proceso de nacionalidad para correr más rápido», dijo Martins.

Más información:

www.judeussefarditas.com