fbpx

El objetivo es otorgar la nacionalidad a nuevoleoneses que cuenten con ascendencia sefardí de una manera más sencilla, por lo que se ofreció una charla del tema.

Por Gustavo Mendoza Lemus / Milenio México

No sólo España abre la puerta a los nuevoleoneses con pasado sefardí, sino que el gobierno de Portugal también puede otorgar la nacionalidad con una serie de trámites más accesibles al solicitante.

Esto gracias a la Ley portuguesa de Reparación, emitida en 2015, con la cual el norte de México cobra una mayor relevancia por el pasado de sus habitantes.

​A diferencia de la ley de reparación histórica promulgada por España en 2015, el trámite portugués es más sencillo para el solicitante, pues exime la condición de viajar al país europeo.

El bufete jurídico Martins Castro, con sede en Lisboa pero con oficina en México, ofreció una charla informativa en un hotel al poniente de la ciudad para dar a conocer el tema.

A la charla asistieron poco mas de 300 personas, interesadas en conocer el proceso.

El tramite inicia con un Informe genealógico, que puede hacer un historiador calificado; continúa con la verificación en la Comunidad Israelita de Lisboa o Porto, culminando en el Ministerio de Justicia de Portugal.

Se estima que el trámite tarda alrededor de 20 meses en sus tres fases, con un costo de 750 euros con el gobierno portugués, más los honorarios del equipo jurídico.

“En Portugal hemos escuchado mucho de los regios, estamos para saber de su historia y es motivo por el que estamos aquí”, refirió el abogado de la firma Renato Martins.

La solicitud

Los sefardíes fueron aquellos ciudadanos de la península Ibérica, quienes los practicantes de la religión judía llegaron a la Nueva España huyendo de la Inquisición.

Se estima que hay una importante cantidad de ciudadanos con ascendencia sefardí en el norte de México.

Víctor Castillo, genealogista radicado en Seattle Estados Unidos, explicó que comprobar este pasado requiere de un estudio e investigación y no sólo se puede guiar por los apellidos de las personas.

“Es sencillo comprobar esto aunque nada fácil. Se tiene que comprobar que su ancestro fue procesado por la Inquisición portuguesa o española, algo que podemos saber por los archivos”, reconoció.

Por su parte, Renato Martins comentó que el bufete jurídico al que representa está iniciando la recepción de solicitudes por parte de los regiomontanos.

Se indicó que los representantes estarán hasta el domingo en Monterrey para brindar asesoría a los interesados, quienes pueden consultar la página martincastro.pt, o bien llamar al (0155) 2732 2159.

Fuente: milenio.com